martes, 26 de septiembre de 2017

diosito

Ayer conversaba con Jesús en el trabajo... Jesús mi vecino de cubículo, no vayas a creer que estaba orando.  Me contaba de un estudio que habla sobre el "abuso de diminutivos" en nuestras mexicanas expresiones, me decía que no eran con la idea de minimizar, como se aprecia en otras culturas, sino un énfasis en la reverencia y el afecto con el que nos dirigimos a las personas. Desde el náhuatl hasta nuestros días... quién lo hubiera dicho.

Me hizo pensar en todas aquellas veces en que desde la ortodoxia protestante se me llamó a no decirle "diosito" al "Todopoderoso Dios" (así, hasta con mayúscula). Llamado que se hizo desde una cultura anglosajona que poco sabe que los "itos" son parte de nuestra identidad, de nuestras raíces...

Luego entonces, si he entendido lo que Jesús (no el de la biblia) dijo, no se trata de "hacer menos",  sino de ser afectuosos y respetuosos... ¡Como el Abba Padre que el evangelista puso en la boca de Jesús!

Así que, con tu permiso (y quizá sin tu aprobación): ¡Abba Padre, mi diosito!
Twitter: Owiruame