viernes, 22 de marzo de 2013

22. callar, parar, meditar...

Quizá lo más difícil en todo este tiempo ha sido callar, guardar silencio y aguzar el oído para oír la voz del Padre.  Quizá lo más difícil de todo el proceso ha sido parar, detenerse, hacer una pausa... ¡Estamos tan acostumbrados a "hacer para merecer"!

Algunas fuentes que nos ayudaron a entender la práctica de la espiritualidad desde otras perspectivas son: Espiritualidad de Leonardo Boff, Alabanza a la disciplina de Richard Foster y los relatos de los Cuáqueros y Anabaptistas.

Porque a veces es necesario hacer una pausa, guardar silencio y dejar que el Padre sea quien hable a nuestro oído mientras nos abraza...

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Agradezco tu visita y comentarios!